Uno de los mejores regalos que me ha dado la Vida ha sido un perro moribundo con un tenaz deseo de vivir. Para ello necesitó (y sigue necesitando) de ayuda… esa es mi tarea…

Ha sido una larga historia de encuentros, alejamientos y reencuentros; de verlo saltar del pesar a la felicidad, recibiendo (yo) lecciones de persistencia, paciencia, lealtad; compañero inseparable, incluso en la distancia, aventurero, arriesgado, valiente, feliz.

Hoy es un perro feliz, no le falta ningún tipo de alimento (físico, emocional, cuidados, educación); cuenta con grandes amigos bípedos, cuadrúpedos, primos felinos y caninos.

Que sean las imágenes a continuación las que cuenten esta historia de más de 5 años, a modo de homenaje a este gran Compañero.

Video 1: Amón, 2 meses (2008)

Video 2: Amón en su mundo (2010)

Video 3: Walayo Dog (2013)

El inicio
El inicio

El inicio
Día 2

Esperanza.
Esperanza.

Sorpresa!
Sorpresa!

Running free
Running free

Jornada deportiva.
Jornada deportiva.

Hoy
Hoy

Amistad...
Amistad…

9 thoughts on “Entre paréntesis: mi perro.

  1. snif!!!! me acuerdo de Amón en Pasto y de como nos acompañaba en las salidas fotográficas que organizabas… 🙂 que alegría que esté nuevamente con su padre adoptivo… una labor realmente admirable la que has hecho con este buen amigo ¡Larga vida a Amón!

  2. Los animales son uno de los “aparatos” que mejor miden la calidad de las personas. Cuando alguien maltrata a un animal, ya sabemos que tipo de persona es y, al contrario, cuando una persona ayuda, cuida y quiere a los animales seguro que es una gran persona. Felicidades por darle a Amon lo que ha necesitado en cada momento.
    La última foto me parece preciosa, las posturas de las sombras son perfectas. Saludos.

  3. Mi Rey AMON es el reflejo del buen corazón que tienes, te adoro cristy

Comments are closed.