La capacidad alquímica de transformar el plomo en oro, tiene muchas posibilidades de plasmación.

La danza también es remedio maravilloso para quienes la ejecutan, más aún si expresan el misterio de lo femenino en cada movimiento; pero también puede ser poderoso medicamento para aquellos que contemplando los vaivenes siempre sorprendentes de cada parte del cuerpo, permiten que la sustancia de la armonía se disuelva sanadora en su alma.

Hoy asistí a un ensayo de la Compañía Elixirdanza, invitado muy amablemente por su directora Johanna Vargas.

_CA_8330
Calistenia

La jornada transcurrió ágil en un ambiente amplio, luminoso y acogedor, finalizando el día. Una a una llegaban, alistaban su vestuario y se incorporaban al ensayo que ya avanzaba.

_CA_8362
La Directora, Johanna, con entusiasmo y alegría ayudaba a sus compañeras a optimizar sus posturas, imaginar los posibles escenarios para la próxima presentación, con esmero y paciencia…

_CA_8351
Concentradas ante el espejo.

Más allá de la agilidad corporal, la danza cuenta historias, cargadas de coquetería nada frecuente en la cotidianidad, con dulzura y mucha femineidad.

_MG_3417
Foto: Jenny Guzmán

Pasos silenciosos en un movimiento sinfín.

_CA_8404
La alegría es ingrediente fundamental.

Cada movimiento de la cadera, del cabello; cada gesto de las manos, cada postura del pie tiene un hondo significado que puede evocar elementos de la naturaleza o sugerir sensaciones…

_MG_3435
Foto: Jenny Guzmán
_CA_8436
La música guía los gestos que inundan de significado el instante.

Las coreografías son como un tejido que se teje y desteje mágicamente.

_MG_3387
Foto: Jenny Guzmán

La alquimia rápidamente cumple su cometido: las bailarinas se desprenden del agite de la ciudad para sumergirse en un ambiente pausado, misterioso, rítmico, sin pausa…

_CA_8422
Paso a paso, la danza construye su argumento



Gracias Johanna por esta amable invitación; hasta la próxima.

ADDENDA:
Danza con Alas de Isis

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=_Tugv04w1VM&feature=youtu.be]