7 instantes.
En este Photo Tour acudimos a la cita en el pacífico colombiano. El destino: La Barra; uno de esos lugares especiales de Colombia, de difícil acceso y carente de comodidades, apto para el turista que busque un encuentro intenso con la naturaleza, el silencio y costumbres alejadas de la modernidad.Después de una hora en lancha desde Buenaventura, muelle turístico, se llega a Juanchaco, balneario de arena negra como la piel de sus habitantes.
En el “terminal de transportes” las opciones abundan.
Una vez embarcados, recorriendo los manglares, zonas inhóspitas que custodian tesoros como agua dulce, nos encontramos con la sinfonía interminable de la fauna y los elementos, acompasada con el golpe del remo al entrar en el agua.
Ya lejos del balneario, hacen su aparición las playas vírgenes coronadas por cabañas tradicionales que han resistido el embate de la civilización comercial moderna. El servicio de corriente eléctrica se restringe a pocas horas en el día, la ducha es con “totumo”, se pernocta en carpas o en rústicas cabañas.
Al caer la tarde, abundan las actividades de integración al aire libre, desde deportes hasta caminatas por la playa.
La luna llena con su embrujo confunde la noche con el día.
Brisa nocturna en la playa, con una bebida servida en un coco.
Al final de la noche, fiesta al rededor del fuego.
Back to Top